26 enero 2011

Galletas de Avena




Es la primera vez  que pruebo la avena en copos, pues hasta ahora solo había probado el salvado de avena que viene a ser el producto que queda de refinar los copos de avena.
Estas galletas que os presento son de fácil preparación y fantásticas para tomarlas en el desayuno, debido a las propiedades energizantes de la avena. Por ello se recomienda para aquellas personas con niveles de estrés altos, a los estudiantes o para todas aquellas que se sientan abatidas.
La avena es considerado el cereal con mayor proporción de grasa vegetal (65% de grasas no saturadas y un 35% de ácido linoleico) así como una buena fuente de hidratos de carbono de fácil absorción.
 Y no olvidemos que nos aporta fibra por lo que ayuda a nuestro funcionamiento intestinal.
Es importante advertir que la avena no esta indicada a personas celíacas, ya que contiene pequeñas cantidades de gluten.
En definitiva, tenemos muy buenas y sanas excusas para preparar unas galletas de avena.

Fuente de la receta: "Repostería y Panadería". Ed. Parragon


Ingredientes:

  • 175 gr. de mantequilla
  • 275 gr. de azúcar moreno
  • 1 huevo
  • 4 cucharadas de agua
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 375 gr. de copos de avena
  • 150 gr. de harina
  • 1 cucharadita de sal
  • Media cucharadita de bicarbonato de soda.



Preparación:

Precalentamos el horno a 180 grados.

En un bol batimos la mantequilla, el azúcar, el huevo....

















...el agua y la esencia de vainilla.
Mezclamos todo bien hasta que la mezcla quede homogénea.












En otro cuenco mezclamos los copos de avena, la sal, la harina y el bicarbonato de soda.

















Juntamos las dos mezclas y removemos.

















En una bandeja de horno con papel vegetal vamos disponiendo cucharadas de mezcla para formar las galletas. Recordad dejar una separación entre ellas ya que al hornearse la mezcla se  expande.



Dejamos hornear unos 15 minutos o hasta que observemos que las galletas tienen un aspecto dorado.











Las dejamos enfriar encima de una rejilla.












Conservamos las galletas en un sitio seco y cerrado.





Imprimir

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada