12 enero 2011

Sablés de Queso




Sablé (en francés "arenado") es una galleta francesa redonda y crujiente originaria de Caen en la provincia de Normandía.
Según las cartas de la marquesa de Sévigné las galletas fueron elaboradas por primera vez en Sablé-sur-Sarthe en 1670.
Existen diversas versiones de Sablé pero hoy la elaboraremos con un queso fuerte y acompañadas de semillas de sésamo.


Fuente de la receta: "Aperitivos" Ed. Parragon

Ingredientes:
  • 150 gr. de mantequilla en dados y un poco más para untar
  • 150 gr. de harina blanca y un poco más para espolvorear
  • 150 gr. de queso fuerte rallado
  • 1 yema de huevo
  • Semillas de sésamo





Preparación:

En un cuenco tamizamos la harina y el queso rallado.



Añadimos la mantequilla y amasamos hasta obtener una consistencia similar al pan rallado.



Incorporamos la yema de huevo y mezclamos hasta obtener una masa.


La envolvemos en film transparente y dejamos reposar en el frigorífico durante 30 minutos.


Extendemos la masa sobre una superficie enharinada.


Cortamos la masa en círculos con un cortapastas de 6 cm de diámetro.



En una bandeja con papel vegetal ponemos los círculos de masa  los espolvoreamos con sésamo.




En el horno precalentado ponemos los sablés a hornear durante 20 minutos o hasta que se doren.



Dejamos enfriar  y servimos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada